Ética e Internet en un mundo globalizado

Internet es un medio global que permite una fácil comunicación en todo el mundo. Existen otros medios globales, en particular el teléfono y la televisión. Sin embargo, hay diferencias importantes con respecto a la capacidad de gente ordinaria para transmitir mensajes, archivos de información, fotos, etc.

Se suele afirmar que desde los años finales de la década pasada, cuando con una concepción de https://i2.wp.com/demini.com/blog/wp-content/images/internet-1308.jpghipertexto se puso a punto la “World Wide Web” como una tela o red de información, habríamos entrado en una nueva etapa de la Sociedad de la Información.

Gracias a la Revolución multimedia que posibilita reunir los tres mayores instrumentos de comunicación en nuestra época, el teléfono, la televisión y los ordenadores, y gracias a la generalización en el uso de los modems que permiten el diálogo entre los ordenadores, se ha producido un salto cualitativo hacia la sociedad telemática.

Lo cierto es que las más recientes tecnologías de la información, y en concreto Internet, nos han introducido en un mundo mucho más complejo y sofisticado de lo que se había previsto y esperado. Un mundo donde todo interactúa y se retroalimenta con todo. Donde la información no surge de uno para llegar a otros como había sido hasta ahora, sino que la información sale de muchos para llegar a muchos.

Un mundo donde el flujo de información por el que se constituye implica decisiones y actuaciones que repercuten directamente sobre el mundo de los derechos y las libertades y comportamientos de otras muchas personas, y por lo cual no puede ser considerado fuera del contexto ético y moral para los humanos, y también repleto de nuevas y desconocidas responsabilidades morales, que han dado origen al recientemente concepto de la “Ciberética”.

Los temas más importantes de la Ciberética son:

  1. Falta de autoridad en la red de Internet
  2. Impunidad y anonimato
  3. Libertad de publicación y pornografía
  4. Internet y la libertad de expresión
  5. Piratería de software
  6. Delitos que se pueden cometer a través de Internet
  7. El contenido de Internet y los niños (cómo los padres podrían proteger a sus hijos de algunos contenidos)

1.- Falta de autoridad en la red de Internet

Desde el punto de vista de la Ciberética es muy difícil encontrar documentos que hablen de una autoridad común en Internet, porque la red no tiene ningún maestro ni ninguna jerarquía central que pueda establecer un código al que todo el mundo entero deba obedecer. Esto por un lado es gratificante al saber que nadie te va a censurar tus ideas o expresiones. Pero, por otro lado, podemos caer en la anarquía o el descontrol y caer en la incitación a la violencia, apología del terrorismo o simplemente caer en el racismo o sexismo.

2.- Impunidad y anonimato

No hace mucho tiempo aparecía en una revista española de humor una página de un internauta que se comunicaba con otro internauta en Australia y aprovechándose de la impunidad y el anonimato que da la distancia de nuestros antípodas le decía toda clase de insultos improperios e injurias, difamaciones y calumnias, que le venía a la mente.

3.- Libertad de publicación y pornografía

No se puede hablar de libertad de publicación sin evocar el problema de la pornografía. Se ha argumentado recientemente que los periodistas, en sus escuelas, aprenden que sólo hay tres temas que permitan realmente vender papel: el dinero, la salud y el sexo.

Desde el principio de la red, se pusieron en marcha grupos de news dedicados al intercambio de fotografías más o menos eróticas. Pero es verdad que el servidor Internet de la racista Play Boy recibe cientos de miles de llamadas y que algunas emprendedoras imaginan que hacen ehttps://i1.wp.com/educasitios.educ.ar/grupo1117/files/internet.gifl equivalente en Internet del teléfono erótico.

Sin embargo es evidente que las empresas sólo ofrecen en general a sus empleados conexiones a Internet para una utilización profesional, y que no les impulsan a hojear las páginas rosas en lugar de trabajar. Según la ética dominante en Internet, la elección de consultar o no este tipo de servicio es una cuestión individual; una cuestión de moral personal en la que las autoridades de la red no tienen ninguna razón para inmiscuirse”

4.- Internet y la libertad de expresión

En la breve historia de Internet, la red siempre se ha caracterizado por ser característica de la libertad de expresión.

Probablemente el día en que se haga la historia de Internet y el resto de las tecnologías de la información que caracterizan nuestra época, se descubra sin dificultad alguna que su desarrollo estuvo desde el principio acompañado por la inquietud y la preocupación ética y moral.

Es justamente de esta inquietante preocupación ética y moral que han comportado las nuevas tecnologías de la información, de lo que queremos ocuparnos a lo largo de estas páginas que pretenden analizar algunos de los problemas más importantes que se le plantean a la Ciberética en la ciber sociedad actual de finales del segundo milenio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: