Teoría De Erikson

https://i0.wp.com/courses.dsu.edu/epsy330/theorists/theorists/erikson2.jpgErikson es un psicólogo del Yo freudiano. Esto significa que acepta las ideas de Freud como básicamente correctas, incluyendo aquellas debatibles como el complejo de Edipo, así como también las ideas con respecto al Yo de otros freudianos como Heinz Hartmann y por supuesto, Anna Freud.

No obstante, Erikson está bastante más orientado hacia la sociedad y la cultura que cualquier otro freudiano, tal y como cabía esperar de una persona con sus intereses antropológicos. Prácticamente, desplaza en sus teorías a los instintos y al inconsciente. Quizás  por esta razón, Erikson es tan popular entre los freudianos y los no-freudianos por igual.

Etapa I

La Primera Etapa, de infancia o etapa sensorio-oral comprende el primer año o primero y medio de vida. La tarea consiste en desarrollar la confianza sin eliminar completamente la capacidad para desconfiar.

Si papá y mamá proveen al recién nacido de un grado de familiaridad, consistencia y continuidad, el niño desarrollará un sentimiento de que el mundo, especialmente el mundo social, es un lugar seguro para estar; que las personas son de fiar y amorosas. También, a través de las respuestas paternas, el niño aprende a confiar en su propio cuerpo y las necesidades biológicas que van con él.

Etapa II

La segunda Etapa corresponde al llamado estadio de la niñez temprana, desde alrededor de los 18
meses hasta los 3-4 años de edad. La tarea primordial es la de alcanzar un cierto grado de autonomía, aún conservando un toque de vergüenza y duda.

Si papá y mamá (y otros
cuidadores que entran en escena en esta época) permiten que el niño explore y
manipule su medio, desarrollará un sentido de autonomía o independencia. Los
padres no deben desalentarle ni tampoco empujarle demasiado. Se requiere, en
este sentido, un equilibrio.

Etapa III

Este es la etapa del
juego. Desde los 3-4 hasta los 5-6 años, la tarea fundamental es la de aprender
la iniciativa sin una culpa exagerada.

La iniciativa sugiere una
respuesta positiva ante los retos del mundo, asumiendo responsabilidades,
aprendiendo nuevas habilidades y sintiéndose útil. Los padres pueden animar a
sus hijos a que lleven a cabo sus ideas por sí mismos. Debemos alentar la
fantasía, la curiosidad y la imaginación.

Esta es la época del
juego, no para una educación formal. Ahora el niño puede imaginarse, como nunca
antes, una situación futura, una que no es la realidad actual. La iniciativa es
el intento de hacer real lo irreal.

Pero si el niño puede
imaginar un futuro, si puede jugar, también será responsable…y culpable.

Etapa IV

Esta etapa corresponde a
la de latencia, o aquella comprendida entre los 6 y 12 años de edad del niño
escolar. La tarea principal es desarrollar una capacidad de laboriosidad al
tiempo que se evita un sentimiento excesivo de inferioridad. Los niños deben
“domesticar su imaginación” y dedicarse a la educación y a aprender las
habilidades necesarias para cumplir las exigencias de la sociedad.

Aquí entra en juego una
esfera mucho más social: los padres, así como otros miembros de la familia y
compañeros se unen a los profesores y otros miembros de la comunidad. Todos
ellos contribuyen; los padres deben animar, los maestros deben cuidar; los
compañeros deben aceptar.

Etapa V

Esta etapa es la de la
adolescencia, empezando en la pubertad y finalizando alrededor de los 18-20
años. (Actualmente está claro que debido sobre todo a una serie de factores
psicosociales, la adolescencia se prolonga más allá de los 20 años, incluso
hasta los 25 años.).

La tarea primordial es
lograr la identidad del Yo y evitar la confusión de roles. Esta fue la etapa
que más interesó a Erikson y los patrones observados en los chicos de esta edad
constituyeron las bases a partir de la cuales el autor desarrollaría todas las
otras etapas.

De hecho, una pregunta muy
común de los adolescentes en nuestra sociedad es “¿Quién soy?”.

Etapa VI

Si hemos podido llegar
esta fase, nos encontramos entonces en la etapa de la adultez joven, la cual
dura entre 18 años hasta los 30 aproximadamente.

Los límites temporales con
respecto a las edades en los adultos son mucho más tenues que en las etapas
infantiles, siendo estos rangos muy distintos entre personas. La tarea
principal es lograr un cierto grado de intimidad, actitud opuesta a mantenerse
en aislamiento.

Etapa VII

Este estadio corresponde
al de la adultez media. Es muy difícil establecer el rango de edades, pero
incluiría aquel periodo dedicado a la crianza de los niños.

Para la mayoría de las
personas de nuestra sociedad, estaríamos hablando de un período comprendido
entre los 20 y pico y los 50 y tantos. La tarea fundamental aquí es lograr un
equilibrio apropiado entre la productividad (también conocido en el ámbito de
la psicología como generabilidad.)  Y el estancamiento.

Etapa VIII

Esta última etapa, la
delicada adultez tardía o madurez, o la llamada de forma más directa y menos
suave edad de la vejez, empiezan alrededor de la jubilación, después que los
hijos se han ido; digamos más o menos alrededor de los 60 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: